Tag Archives: centro infantil Tenerife sur

Centro infantil Tenerife sur: preparando a los niños para un futuro promisorio

Centro infantil Tenerife sur

La alta exigencia de la sociedad actual, en lo que respecta a conocimientos y destrezas, nos ha llevado a la necesidad de formarnos cada vez más y mejor. Esto viene a consecuencia de una elevada competitividad a todos los niveles. Por tanto, si queremos que nuestros hijos estén preparados para enfrentar el reto, que en su caso será todavía mayor, debemos colocarlos desde pequeños en un centro infantil Tenerife sur.

En el pasado quedó la época en que los niños eran “cuidados” en una guardería, donde solo los limpiaban, alimentaban y entretenían hasta que los padres les iban a recoger. Al finalizar esta etapa pasaban al pre-escolar sin la preparación apropiada. De hecho, algunos afortunados que se mantenían en casa con sus madres, estaban en mejores condiciones, porque probablemente ellas al menos les enseñaban algo.

En la actualidad, los centros infantiles suelen ser administrados y atendidos por personal cualificado, con vocación de servicio, quienes atienden a los niños en diversas áreas. Así se ocupan, de enseñarles en el aspecto:

  • Físico: a vestirse y desvestirse, bañarse, comer y controlar los esfínteres.
  • Comunicacional: a hablar, en principio; luego a leer y escribir cuando son un poco más grandecitos. Utilizan la música, que es uno de los elementos a los que progresivamente se les ha dado valor dentro de la educación.
  • Social: a relacionarse con los demás, manejar sus emociones, seguir instrucciones verbales, etc.

Inmerso en una atmósfera atractiva y relajada, el infante se divierte mientras es instruido, recibiendo una esmerada atención. Para ello, el centro infantil procura contar con suficiente personal, habitaciones del tamaño apropiado, y áreas verdes para que los pequeños entren en contacto con la naturaleza y aprenden a amarla.

Algunos de estos centros infantiles son bilingües y, adicional al trabajo con las áreas cognitivas usuales, a los chicos se les enseña el inglés. A esa edad, absorben como esponja, aprendiendo con facilidad todo lo transmitido. De este modo, salen de la institución con la capacidad de comunicarse a la perfección en un idioma que, a futuro, les otorgará grandes ventajas competitivas a nivel escolar y profesional.