¿Quién puede traducir textos italianos con validez oficial?

Cualquier traductor italiano no tiene la capacidad ni está autorizado para realizar traducciones con validez oficial. En este país, el Ministerio de Exteriores convoca periódicamente exámenes para habilitar traductores oficiales de las lenguas española e italiana. Estos traductores o intérpretes jurados de italiano, tras aprobar el examen de habilitación profesional como traductores oficiales y registrar en el MAE su firma y sello, ya se encuentran en disposición de dotar a sus traducciones de validez legal. Sus traducciones del italiano al español son aceptadas en la totalidad de organismos de España. Asimismo, cuando traducen documentos del español al italiano, también los aceptan como oficiales las autoridades italianas.

¿A quién le hace falta un traductor de italiano oficial?

Necesitará una traducción jurada de italiano todo aquel que quiera que acepten como oficial un documento italiano o quien necesite que su documento español tenga valor jurídico en Italia. Es habitual recurrir a los traductores de italiano certificados cuando se precisan traducciones oficiales de certificados de antecedentes penales, expedientes de adopción internacional, contratos laborales, pasaportes, certificados de defunción, actas de nacimiento, informes contables, escrituras de sociedades mercantiles, etcétera. Cualquier documento es susceptible de que un traductor jurado italiano lo traduzca. No obstante, el fin de una traducción jurada es dotar a la traducción de carácter o validez oficial. Si no se exigen este tipo de traducciones, bastaría con contratar traducciones de italiano a traductores profesionales, sin necesidad de que estén habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Cooperación y Unión Europea. Es aconsejable hacerlo así, porque las traducciones juradas oficiales de italiano son bastante más caras que las traducciones convencionales.

Sin embargo, es recomendable en cualquier caso comparar precios. Los presupuestos son gratuitos y no está de más pedir una cotización a varias empresas de traducción jurada oficial o a unos cuantos traductores jurados de italiano. Y decantarse por el proveedor más económico, siempre que nos de todas las garantías de calidad y fiabilidad, dada la naturaleza de los documentos.

Comments are closed.