La pantalla curva del Galaxy S7 Edge y sus otras ventajas

La línea Galaxy S de Samsung se ha posicionado como una de las mejores en la gama alta. Sus equipos se caracterizan por un diseño moderno y elegante, con detalles que cautivan a los usuarios más exigentes. Mientras que sus especificaciones técnicas son de primera, incluso presentando novedades que son adoptadas por la competencia.

 

En el 2016, todo lo antes mencionado se pudo apreciar de la mano del Galaxy S7 Edge, un smartphone que mejoró en muchos aspectos el diseño del S6 Edge, pero que también trajo consigo una serie de características muy interesantes, las cuales a continuación pasaremos a analizar.

Una de las mayores ventajas de este terminal, en comparación a los modelos anteriores, es la presencia de una ranura para tarjetas micros SD. De este modo, el almacenamiento interno puede ser ampliado hasta los 200GB. Esto es de gran ayuda para guardar todo tipo de contenido multimedia, así como aplicaciones que ocupan bastante espacio.

 

El Galaxy S7 Edge ha sido optimizado con varias funciones que los gamers encontrarán muy útiles. Entre ellas cabe mencionar una carpeta especial, donde serán almacenados todos los juegos que se descarguen de la plataforma Google Play. Esto permite utilizar una serie de opciones, como grabar en tiempo real o hacer una captura de la pantalla. Además, incorpora un modo de no molestar para evitar interrupciones.

 

Por otro lado, también se puede personalizar el sistema Android para crear un entorno más empresarial, algo que puede ser complementado con las fundas Galaxy S7 Edge que vienen con soporte trasero, dándote la opción de utilizar tu smartphone como si fuera una mini laptop sobre cualquier superficie plana.

 

La pantalla curva del Galaxy S7 Edge ofrece una experiencia sin precedentes, en gran parte debido a su excelente compatibilidad con el sistema operativo. Se puede configurar como un panel vertical para tener un acceso más cómodo a la lista de contactos, pero también para ubicar los atajos de las aplicaciones que más se usan.

 

En conclusión, no cabe duda que el Galaxy S7 Edge es un terminal que tiene una relación casi perfecta entre diseño y rendimiento. Es ideal si buscas un equipo confiable, con una buena autonomía, y capaz de soportar juegos y aplicaciones exigentes.

 

Comments are closed.