La Estrategia digital perfecta

La informática e internet han sido fundamentales en la adaptación de las empresas a una nueva era. La transformación digital es una realidad y para adaptarse de una forma correcta al nuevo mercado, será necesario realizar una estrategia digital adaptada a las necesidades de la empresa, del sector al que se dirige, de los patrones de búsqueda de los usuarios, etc…

Como decíamos, la aparición de la informática al alcance de todos, y, sobre todo, el acceso globalizado de internet, ha supuesto un cambio brutal. Las empresas han necesitado evolucionar de una forma inesperada, y adaptarse a un entono, el digital, donde los valores y los modelos de negocio cambian muy rápidamente.

A este proceso de adaptación, se han unido las redes sociales, generando conversaciones entre personas y empresas. De esta forma la relación de distanciamiento entre marcas y personas, propia del paradigma anterior, ha dado paso a una relación mucho más directa. Que ha permitido a las personas opinar en primera persona sobre marcas y productos, compartir experiencias, colaborar en procesos de creación de un nuevo producto y, en definitiva, decantarse por unas u otras marcas. Y, sobre todo, y lo que es más importantes, compartirlo.

En la estrategia digital es importante entender que la web ha evolucionado y es el medio más adecuado para apoyar la transformación digital de las empresas. Es la mejor de las plataformas para permitir un espacio de relación entre todos los actores de este cambio tan importante. Consumidores y empresas conviven en un espacio digital.

Hay nuevos mercados y empresas que han entendido las necesidades. Hay plataformas de música, de video, de ropa, de venta de todo tipo de artículos, de hoteles de transporte… de todo. Han entendido que la estrategia digital es necesaria para conservar a los nuevos usuarios, que cada vez piden más y más. Ya no basta con un cliente, ahora se necesita conseguir usuarios convencidos, que reciban una propuesta de valor diferenciadora y una experiencia perfecta. De esta forma podrán compartirla, convirtiéndose en prosumers.

  • Coloca al consumidor en el centro de la estrategia digital.
  • Las empresas deben implicar a sus empleados.
  • Hay que basar la estrategia en objetivos.
  • Estos objetivos deben alinearse con los objetivos de la empresa.
  • Hay que definir una estrategia paralela de social media.
  • Generar contenido y propuesta de valor.
  • Establecer indicadores para medir con eficiencia y así poder optimizar.

Comments are closed.