Ambientadores para empresa – Conociendo el marketing olfativo

ambientadores para empresa

Todo propietario de negocio, en general, tiene dos objetivos principales. El principal es que aquellos clientes potenciales se sientan atraídos al lugar, entren y compren. El segundo consiste en que los empleados sean diligentes y se motiven a hacer sus labores de buena gana y con entusiasmo. Los ambientadores para empresa facilitan el proceso de alcanzar ambas metas.

De los cinco sentidos, el olfato es, sin duda, el más desarrollado aunque no seamos conscientes de ello. Controla las respuestas involuntarias del organismo, la conducta social, los recuerdos e incluso muchas de las emociones, afectando el comportamiento. Los aromas quedan grabados en la memoria por siempre y son capaces de transmitir los pensamientos, inclusive mejor que las palabras.

El marketing olfativo es una nueva ciencia

Entonces, ¿cómo sacarle provecho a ese inmenso poder? Nace así una herramienta de estimulación muy sofisticada llamada marketing olfativo. Su uso posibilita la transmisión de valores y la modificación de las conductas, lo que bien empleado puede ayudar a la humanidad de maneras insospechadas. En forma práctica, se mejora la venta de los productos y servicios que se comercializan.

Con dicha finalidad, expertos químicos y perfumistas crean esencias a la medida de la necesidad y con la intensidad adecuada. Imagine que en una campaña publicitaria atractiva se consigue asociar un olor particular y agradable, por supuesto, a cada producto. Cuando la persona se encuentre en la tienda y perciba el aroma se sentirá motivado, inconscientemente, a adquirirlo.

Los aromas corporativos pueden transmitir con sutileza solvencia económica, vanguardia tecnológica, seguridad y confianza, eficiencia operacional, amistad y cercanía, agilidad y eficacia, acción profesional, compromiso laboral, protección ecológica y más. Prácticamente, las posibilidades resultan infinitas. Con el uso de esta potente técnica se logra potenciar la marca, posicionándola mejor en el mercado y diferenciándola de la competencia.

En resumen, el marketing olfativo es una técnica que permite vincular a los clientes con la marca reforzando la misión y visión de la empresa. También constituye un agente motivador que mueve al personal a luchar por la satisfacción de los mismos principios. Se aplica por medio de la nebulización de olores que perfuman el ambiente de manera seductora y homogénea.

Comments are closed.