5 TRABAJOS DE MEDIO TIEMPO QUE POSIBILITAN SEGUIR ESTUDIANDO

A menos que hayas sido muy afortunado al terminar la preparatoria, es muy probable que no te sobre el dinero, especialmente si vives por tu cuenta y estás empezando a independizarte.

Sin embargo, hay una solución para mejorar esta coyuntura: trabajar medio tiempo para poder continuar tus estudios

A no ser que tus horarios sean un auténtico desastre, hay distintos trabajos que pueden considerarse para ganar una cantidad extra de ingresos al mes y, quizás, generar espacio en tu agenda para volver a la escuela.

No es tan complicado como piensas, y tiene grandes ventajas. Además tener un  trabajo a medio tiempo no significa decirle adiós a tu vida social, pero sí tendrás que organizarte algo mejor para que te tengas tiempo de hacerlo todo.

Todos los trabajos mencionados en esta lista que incluimos a continuación sirven para cualquier profesional, independientemente de la carrera que realice, pero si puedes conseguir un trabajo relacionado con tu licenciatura, no lo dudes ni un segundo.

En este artículo intentamos descubrir algunas opciones de trabajo. Vamos a ello…

Tutorías

Una de las mayores ventajas de convertirse en un estudiante egresado del bachillerato, es que tienes conocimientos que otros jóvenes aún no dominan.

¿Recuerdas aquellas patéticas clases de química donde intentabas aprender la tabla periódica? ¡Imagina! ¡Ahora tienes la posibilidad de ayudar a alguien a aprenderla y ganar un poco de dinero de paso!

Hay muchas otras cosas: la tabla de multiplicar, polinomios, conjugación de verbos, etcétera. Siempre hay algo que los demás están aprendiendo, por lo que normalmente necesiten tutores, especialmente si tienen muchas dificultades con estos temas.

Habla con los miembros de tu familia más cercanos y ofréceles tu ayuda por un coste razonable. Normalmente, estarán felices de aceptar. Una vez que hayas ganado prestigio como tutor, los clientes llegarán solos.

Por supuesto, la tutoría no será para ti si eres del tipo de personas con poca paciencia o te cuesta mucho hacerte entender. Y al revés, si eres una persona calmada, bueno enseñando y empático, te será más fácil alcanzar el éxito en este trabajo.

Banquetes

Si no te representa un problema ir a fiestas y no bailar, puede ser una buena idea entrar en el negocio de las banqueteras. Puede que te enfrentes a jornadas de trabajo largas y bastante pesadas, pero por el contrario tienes la ventaja de que sólo se hacen eventos durante unas horas los fines de semana y pagan bien por esas horas de trabajo.

Si prefieres dedicar los días de la semana a estudiar, descansar al final del día y hacer un último esfuerzo el fin de semana, esta puede ser una buena solución para ti. Además, siempre hay demanda de personal en este tipo de empresas porque muchos de los trabajadores son estudiantes que no paran de rotar.

Importante, asegúrate que la empresa que te contrata sea justa y que trata bien a sus empleados, no sea que te sientas explotado después del primer evento.

Trabajos manuales

Desafortunadamente, no todos contamos con estas habilidades manuales pero hay muchos que sí. Desde hacer esculturas, trabajar en carpintería, pintar o incluso escribir cartas de San Valentín. Si eres una persona creativa y habilidosa con las manos, puedes vender tus servicios.

Cualquier cosa en la que puedas ser bueno puedes convertirla en una forma de hacer dinero. Lo realmente importante es que te hagas conocer y estés dispuesto a hacer algunos trabajos de manera gratuita o por un precio muy bajo para promocionarte.

Esas “muestras” iniciales conseguirán demostrar de lo que eres capaz de hacer y que la gente hable de ti. Incluso, hay ocasiones en las que este trabajo de medio tiempo se convierte en un negocio mucho más rentable que cualquier sueldo.

¡No te subestimes e inténtalo!

Freelancer

Lo que convierte el trabajo de freelancer en algo tan atractivo es justamente el hecho de que tú seas tu propio jefe. Trabajas cuando quieres, tomas el trabajo que quieres y negocias el plazo de entrega.

Existen muchos tipos de freelancers: diseñadores, redactores, editores, etcétera. De hecho, cualquier trabajo que las empresas puedan necesitar por un tiempo limitado es adecuado para que un freelancer lo realice.

Si eres bueno manejando Photoshop, editando videos, o eres particularmente hábil con las palabras, hay muchos blogs que pueden contratar tus servicios. Por ejemplo, hay universidades que ofrecen a sus estudiantes la posibilidad de escribir para su blog universitario y recibir crédito por el contenido que crean.

Por supuesto, lo mejor es que escribas sobre temática relacionada con tu carrera, de forma que si tu contenido se publica puedas obtener valor curricular de él. No todo el mundo puede decir que tiene publicaciones.

Con la inteligencia del Internet de hoy en día, es muy sencillo desempeñar este trabajo, aunque el secreto de cualquier freelancer de éxito es entregar productos de muy buena calidad. Recuerda que necesitas no solo conseguir un trabajo, sino asegurarte que lleguen cada vez más.

Restaurantes

Al revés que con los banquetes, en los restaurantes se trata de hacer esfuerzos relativamente menores durante seis días a la semana. Utilizo el término relativamente porque, aunque es menos exigente que los banquetes, la diferencia no es muy grande.

Es una buena opción de trabajo medio tiempo porque habitualmente produce una buena cantidad de dinero y los horarios suelen ser nocturnos, a pesar de lo pesado que puede resultar.

Aunque, si no eres del tipo de persona que puede llevarse bien con cualquier tipo de individuo, este trabajo puede resultar estresante muy rápidamente.

Estos son algunos trabajos medio tiempo que te pueden servir, aunque hay muchos más que, incluso, pueden estar más relacionados con tu propia carrera.

Comments are closed.